EPSU: Minimizar la exposición de los bomberos

La FSESP acaba de hacer público un informe encargado por el Fire Brigades Union (FBU) del Reino Unido a la UCLAN (The University of Central Lancashire) sobre los riesgos para los bomberos y su exposición a los efluentes tóxicos.

Las normativas sobre productos químicos y construcción están diseñadas para garantizar que la exposición a los materiales dentro de los edificios residenciales, comerciales e industriales sea segura.

Sin embargo, en la actualidad no hay requisitos para considerar cómo podría cambiar la seguridad de esos materiales en caso de incendio, es decir, no hay requisitos para medir y cuantificar los efluentes tóxicos producidos por la combustión de materiales.

No hay restricciones al uso de productos capaces de emitir cantidades letales de efluentes tóxicos durante un incendio.

En comparación con los materiales naturales (madera, lana, algodón, cuero, etc.), los polímeros sintéticos más utilizados (derivados del petróleo) arden más rápidamente, tienen una propagación de la llama más rápida, generan más calor y producen no sólo un mayor número de gases y partículas peligrosas, sino también concentraciones mucho más altas de sustancias químicas tóxicas. Por lo tanto, los bomberos corren un mayor riesgo de exposición a los efluentes tóxicos de los incendios y, en consecuencia, un mayor riesgo de sufrir resultados adversos para la salud.

El informe contribuye a una campaña de la FSESP para concienciar sobre los problemas de salud y seguridad a los que se enfrentan a diario los bomberos en Europa.

 


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *